Conversaciones del silencio

Podía escucharse una conversación sutil, apenas unos hilos de palabras que el viento sostenía en sus brazos de aire. Si uno dejaba resbalar los ojos sobre esa imagen viva, podía descubrir cuáles eran las letras que tejían la trama del campo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *