Un tapiz de poesía

Las ramas sostenían a las palabras que se arrojaban en hilos de poesía sobre la superficie del agua. Era allí, en esa película tensa, donde nacían las estrofas que daban vida al poema escondido en ese tapiz natural, hilado por el tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *