Ciclos

En el aire, suspendida entre las ramas, hacía equilibrio una conversación imperceptible. Detrás del silencio, la naturaleza rodaba sus ciclos y soltaba palabras que formaban parte de una lengua sutil, capaz de entrelazar a los seres del paisaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *