Dedos abiertos

Respiraba palabras verdes, nacidas en un punto de clorofila. Sobre sus dedos, abiertos a la vida, una vibración imperceptible daba paso a los brotes, que llevaban en su interior los primeros párrafos de la primavera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *