El lenguaje del río

El río dejaba escuchar su voz. Una lengua antigua flotaba sobre su superficie y se balanceaba entre ondas sonoras. Desde allí, ascendía un vapor de palabras marrones, nacidas en el agua, que buscaban transportar el mensaje del río. En la arena, como si fueran las huellas de voces lejanas, se podían descubrir las letras que constituían su esencia y que crecían en los márgenes, verdes y fecundas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *