Haz de luz

Andaba a tientas, en la más absoluta oscuridad. Sin embargo, cuando levantó la vista, un haz de luz se reflejó sobre su cuerpo cansado. La sutileza del destello enderezó sus pasos hacia aquello que suponía imposible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *