Huellas de amor

Sobre las huellas se perdían los restos de un amor intenso y fugaz. Las palabras, caídas en el barro, se adherían a ese último beso, sin huellas, que aún colgaba de sus bocas, desde el instante en que una llamada había puesto en marcha el auto, justo en el momento en el que lo veía alejarse del camino de su vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *