Invierno

En el centro del invierno, los árboles hacían silencio y guardaban las palabras en su vientre oscuro. Desde allí, se preparaban para emerger en yemas vitales, tímidas voces de la próxima primavera.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *