Palabras vegetales

A la vera del camino rodaba una conversación cuyas palabras se deshilachaban en un punto lejano. Los árboles sostenían entre sus ramas las letras que corrían apuradas, como si quisieran retener la profundidad del mensaje. Debían seguir de pie, arraigados a la esencia de la tierra, para oxigenar las torpezas de un mundo distraído en discusiones vanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *