La memoria de la tierra

Desde el fondo de la tierra ascendían los vocablos que hilaban el paisaje. Al salir, se ubicaban uno al lado del otro, como si cosieran una oración en ese costado de la naturaleza, como si el hilo que unía las palabras portara voces antiguas, enredadas en cada puntada para eternizar la memoria de la tierra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *