Cadena de instantes

Una cadena de instantes, formada por eslabones flexibles, me acompañaba en el viaje y se enroscaba en mi memoria. En el momento oportuno, me aferraría a su presencia, elástica y maleable, para desenrollar los instantes anclados en el recuerdo.
Solo así, volvería a encontrarte, móvil, en los rulos de la memoria.