Fragmentos de silencio

Las sombras extendían los silencios, se precipitaban sobre el asfalto como fantasmas y esperaban.
Las ruedas de los autos se llevaban sus retazos, trozos de sombras, fragmentos de silencio, que se convertían en huellas de árboles vivos, cuyas palabras viajaban mudas, redondas, y eran quietud en el movimiento de la vida.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *