Recuerdos fragmentados

Rodaba entre imágenes recortadas. Las veía pasar como si quisieran fundirse en un punto de mis recuerdos. Se superponían en los vértices de unas verdades a medias, desdibujadas por el tiempo que se había llevado sus partes.
Avanzaba por un camino desconocido, tantas veces transitado, una línea sin rumbo, un haz de luz señalando la meta, acercando soles viejos donde podía encontrarte. Me entregaba a las ramificaciones del destino, dejaba caer el peso de mis pensamientos sobre esa distancia oscura que nos separaba, lento, rodando sobre las facetas de la memoria, donde nunca ha existido la distancia, donde todavía puedo mirarte.