Percepción

Se trataba de un sustrato blando. Allí sus palabras habían caído sin lastimarse, cerca de mis pies. Sin embargo, el mensaje que encerraban, esa verdad que transportaban y que el viento había desparramado sobre mis oídos desprevenidos, colgaba sobre mi espalda y no me dejaba avanzar sobre ese sustrato, que se había endurecido de repente.