El argumento del paisaje

Arrastraba rumores. Llevaba en su cuerpo líquido las historias del campo. Las voces de cada uno de sus habitantes se sumergían en las aguas y contaban lo que otros habían contado antes, tan sólo para asegurar el argumento del paisaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *