El último poema

Una poesía se escapaba desde el centro de esa flor en la que estábamos sumergidos. Los versos rescataban el aroma de cada pétalo y lo dejaban ir.
Entre las palabras invisibles que podíamos presentir, se deshojaba nuestra historia.
Cerca de los pies, veíamos caer nuestro último poema.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *