Anidar un sueño

La vida se vuelve redonda, el principio encerrado en un murmullo de células que se multiplican, las formas sin forma, reflejadas en un espejo y las primeras palabras precipitando el comienzo, blanco sobre blanco, una esfera con alas, el origen de un sueño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *