Las voces del hambre

Sobre la superficie de esa hoja, que se alargaba entre sus bocas apuradas, estaban todas las palabras que no era necesario pronunciar, las voces del hambre se fundían en los bordes de una lechuga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *