Pocas palabras

Un lenguaje moderado e invisible se deslizaba sobre la superficie, podían escucharse palabras rojas que provenían desde el centro y buscaban arrojarse al vacío.
Sobre el suelo iniciaban un diálogo silencioso, como un rumor que llegaba a las raíces para aquietarse en el sitio exacto donde habían nacido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *