Comienzos

Se elevaban desde el origen, un punto escondido en el eje que las sustentaba. Allí estaba el comienzo, los deseos guardados en espirales, añorando la hoja que serían, vida por encima de la vida.
En la oscuridad de la noche un germen latía sus formas, paso a paso, cíclico, y más tarde se apagaba en el mismo punto de origen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *