Siluetas dormidas

Las voces se atropellaron en el horizonte y cayeron sobre de los contornos del paisaje. Era allí donde aleteaban como fantasmas y se volvían sombra sobre el silencio, siluetas dormidas que deglutían las últimas palabras del día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *