Las voces de la colmena

En los bordes de cada celda, sobre la intersección de sus palabras, podía leerse una historia de alas, de vuelos múltiples, cooperativos, de ojos que ven más allá de los bordes que limitan su destino, de sonidos que reunen, de voces suaves, como un murmullo que se enredaba en sus patas y levantaba vuelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *