La estrofa caída

Entre sus pliegues dormía un verso. Desprendida del poema que daba vida al árbol al que pertenecía, entregaba al suelo palabras nuevas, tan solo una estrofa de su existencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *