Vacío de palabras

Nuestras voces se acomodaron en el hueco, una sobre la otra. Necesitaban dar comienzo a esa conversación pendiente, colgada en las hojas, que permanecía suspendida en el aire, como si no fuera necesaria.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *