Fisura de palabras

La tierra absorbía la esencia del paisaje, las voces sutiles suspendidas en el aire. Más tarde, replicaba, como si fueran huellas, las palabras contenidas en el paisaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *