Regreso en sombras

Te encontré entre las sombras, en ese murmullo vespertino, en el rumor que descendía desde los árboles y traía voces, como la tuya.
Te vi llegar en silencio, guardándote las pocas palabras que nos unían, una vez más.
Sin embargo, te dejé ir, te vi volar entre las alas de la noche y te supe lejos, nuevamente lejos, en el lugar exacto de mi partida, aunque yo estuviera de regreso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *