Unidad

Superpuestos en el muro de la vida, existen ladrillos que sostienen el peso de las circunstancias. A una distancia prudente, se nutren de las sutilezas escondidas en el cemento que los une.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *