Recortes


En ese instante recortado de la realidad la naturaleza trabajaba en silencio, como si le crecieran palabras con forma de frutos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *