Los libros, ese universo infinito

Existe un punto de encuentro en cada palabra, voces sobre voces que se rozan entre letras, ojos que buscan, oídos atentos a los rumores nacidos de las palabras, manos que tocan su anatomía para aprehender los contornos y las atraviesan.
Hay en cada libro un infinito de palabras, finas partículas de un universo compartido, nacidas en el borde de un silencio, allí donde es posible encontrarse.
Entre las páginas, un mundo de palabras, el infinito compartido en un punto de encuentro, autores y lectores reflejados en espejos de tinta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *