Deseos ruderales

Entre las piedras, justo en el vértice de una fisura del camino, la vida se abría paso, como si fuera un deseo que nacía por encima aquello que se resquebrajaba, como si fuera la voz de la esperanza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *