Lluvia de palabras

Podía escucharlas. Las voces ascendían por los costados, protegidas por las gotas, un rumor que no quería detenerse. Las vi moverse sobre la superficie, como si se desparramaran en burbujas flexibles y dejaran para mí las palabras de la lluvia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *