Bahía de silencios

Algo se había roto, las palabras aplastadas, cóncavas, se volvieron distantes, como si ya no pertenecieran a ese espacio transformado para siempre en una bahía de silencios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *