Círculos para un regreso

Regresaba. Círculos de tiempo indefinido, concéntricos, se abrían paso debajo de sus pies. En el centro, la corteza del presente se resquebrajaba. del presente se resquebrajaba. El vacío se alargaba y la engullía como una ola sin agua y ella se desdibujaba en esa espuma informe donde cada tanto reposaba su cabeza ausente.
Regresaba de ese espacio amorfo donde permanecía, sus palabras se diluían sobre las líneas de puntos.
Un llamado lejano la ayudó a atravesar la frontera. La voz reconocida y el calor, sobre todo el calor que la envolvió de repente, la ayudaron a cruzar.
Regresaba para quedarse, aunque bien sabía que una parte suya permanecería allá, como un fragmento perdido en un círculo del tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *