Sin tiempo

Delante de sus ojos el futuro se volvía difuso, como suspendido en una niebla de incertidumbre y desconfianza. El presente, por el contrario, se disponía como una certeza, un ramillete de hojas frescas entre las cuales corrían sus horas, sin tiempo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *