Síntesis verde

Entre sus labios descansaban las voces del aire y de la lluvia, las palabras de los pájaros y los pasos de las hormigas, que se robaban sus partes jugosas. En el centro, las caricias del sol, pura fotosíntesis sobre su superficie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *