Sueños de araña

En aquel hilo, elástico y pegajoso, se balanceaban las palabras fundantes de la tela que añoraba, tan sólo un sueño de araña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *