Palabras arrugadas

Los instantes vividos se deslizaban sobre la rigidez de su cuerpo, como si no fuera posible el recuerdo. Sin embargo, entre sus arrugas guardaba las palabras que la constituían.
Sólo por eso, en su memoria no había olvido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *