Voces de la naturaleza

Destejía su trama. Las últimas palabras se escapaban por pequeñas aberturas y se fundían con la tierra para dar comienzo a una historia nueva.
Hilaba en silencio un poema de voces superpuestas, luces atrapadas en las sombras, hilos enredados en el suelo, letras frescas que fertilizaban las múltiples estrofas de la naturaleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *