Palabras de fuego

Las palabras se quemaban. Habían quedado a medio camino de sus bocas, como si las atravesara un rencor que avivaba el fuego y las convertía en cenizas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *