Soltar

Soltaba. Dejaba caer sus partes cansadas.
Soltaba palabras que escapaban por pequeños orificios de silencio.
Soltaba los momentos enredados en su trama.
Soltaba las voces del viento y de los pájaros.
Soltaba los sonidos del verano y el olor de la primavera.
Soltaba y se dejaba ir en otoño.
Soltaba el invierno. Y renacía en hilos de recuerdos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *