Equilibrio

Pendían de la vida, se aferraban a ella con palabras débiles, flojas, sujetas a invisibles cabos de silencio. Se disponían al vacío como si la ruptura fuera necesaria; un hilo se cortaba y soltaba las voces que enriquecían el lenguaje de la tierra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *