Manchas

La piel liberaba palabras, exhalaba silencios que mutaban sobre sus márgenes aserrados y se convertían en manchas, tan sólo huellas de la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *