Llover

Atrapaba la lluvia. Se nutría con la risa de las gotas, evocaba la suavidad de las nubes, como si su cuerpo también fuera capaz de llover.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *