Intercambio

Intercambiaban palabras de aire. Un diálogo invisible flotaba alrededor de las hojas, los átomos dispuestos a esa conversación eterna.
Ida y vuelta, como una música que sostenía la respiración del paisaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *