Sin fronteras

Cuando la vida expandía sus voces no existían las fronteras. Las palabras atravesaban los límites y sembraban sonidos en la tierra húmeda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *