Ventanas en el suelo

La lluvia abría ventanas sobre el suelo. El hueco invitaba a sumergirse en ese charco de palabras mojadas, a saborear la intermitencia de las gotas, como si en ese recorte del tiempo flotaran posibilidades invisibles a la luz del sol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *