Infinito

Caminé sobre aquel infinito de palabras, un viaje en la savia del tiempo,  voces antiguas en el interior de las nervaduras y mis pies arrastrando la repetición de una lengua que se resistía al olvido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *