Descomposición de las palabras

Barrió las palabras con la escoba de su mente. El viento se había calmado y, sin embargo, aún resonaban dentro de ella como hojas secas resquebrajándose en un rincón de la mañana.
Dejó caer los restos de la tormenta que atravesaba su cuerpo, las manos apretadas, y la lluvia descendiendo lenta por los contornos de su mejilla, como una gota que rodaba sobre las palabras, como el perdón que desintegraba sus formas y era olvido para un regreso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *