Lágrimas colgadas

Su piel exfoliaba una pena. Aquella voz aún llovía sobre su mejilla y recorría las curvas de su recuerdo, como si fuera una lágrima colgada de su ventana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *