Misterio

La encontraba en los márgenes de la noche, la voz colgada en el silencio, una palabra quieta, voluminosa, ocupando el espacio de su respiración, como un ahogo balanceándose en las ramas.
Debajo, la vibración de su boca y esa palabra filosa retenida entre sus dientes que rasgaba la noche y su misterio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *